viernes, 29 de mayo de 2015

martes, 26 de mayo de 2015

Chasicó - Claudio Tomassini Fotografía







































Chasicó es una localidad al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina ubicada en el sur del partido de Tornquist. Pertenece a la región pampeana semiárida.

Cuenta con Jardín de Infantes, Escuela Primaria y Escuela Secundaria. Sala de Primeros Auxilios, Policía. Existe un Museo Arqueológico Privado.

Se encuentra a 43 km al sudoeste de la ciudad de Tornquist a través de la Ruta Provincial 76.

sábado, 23 de mayo de 2015

Taller Expresiones del Sur en el Ciclo de Arte Poetas de la Bahía en el Salón Héroes de Malvinas de la Municipalidad de Bahía Blanca







































Gracias al Grupo Poetas de la Bahía por invitarnos a exponer con el Taller Expresiones del Sur en el Salón Héroes de Malvinas de la Municipalidad de Bahía Blanca están todos invitados el domingo 7 de Junio a las 18 30 hs  a disfrutar de este Ciclo de Arte declarado de Interés General.

lunes, 18 de mayo de 2015

Taller de Dibujo y Pintura Expresiones del Sur Bahía Blanca




















































11 GRANDES BENEFICIOS DE PINTAR

1. Comunicación


El arte nos humaniza, nos ayuda a comunicarnos en un lenguaje diferente y personal, lo cual representa un gran beneficio para todos y poderosamente para personas que sufren condiciones relacionadas con la falta de comunicación y de expresión, tales como la timidez, el autismo y ciertas discapacidades.


2. Terapia 


Pintar es una actividad individual, aún en un taller o clase, el estudiante entra en un mundo propio, lleno de posibilidades, la estimulación de su parte creativa le permite aislarse positivamente de la realidad, lo cual genera un descanso mental que disminuye el estrés y genera sentimientos de felicidad y relajación. Excelente para cualquiera, particularmente para personas con problemas de agresividad y nerviosismo.


3. Autoestima


En un ambiente no competitivo y relajado (esto depende del instructor) donde el estudiante pueda realizar crecientes logros personales, le ayuda a fortalecer su autoestima e individualidad. Particularmente importante para personas con problemas de co dependencia, traumas y adultos mayores que requieren de actividades que les haga valer su autonomía.


4. Motricidad


Aprender a sostener y a manejar el pincel y el lápiz ayuda a regular los movimientos de la mano y a estimular conexiones cerebrales mientras se desarrolla una habilidad. En adultos mayores la pintura les ayuda a fortalecer su motricidad fina.


5. Concentración y Sanación


Quien dedica varias horas a pintar o a crear, entra en una zona más pura, en un estado de concentración muy marcado, se borra el entorno y el tiempo transcurre sin darnos cuenta, los dolores físicos desaparecen, es como entrar en otra dimensión sin abandonar el cuerpo. Este estado de concentración avanzado se llama Alpha y ha sido objeto de estudios e investigaciones. Durante el estado Alpha una parte del cerebro está consciente y la otra hace surgir el inconsciente, hay mayor creación porque la energía pura se transmite a lo que se está creando y pueden pasar horas sin sentir fatiga ni dolores o padecimientos (a diferencia de otras actividades). Es el mismo estado que se puede conseguir através de la oración, la meditación, la música, la aromaterapia y el enamoramiento. Casos de milagrosa curación temporal de artritis se han visto en pintores y músicos que durante este estado logran mover sus manos atrofiadas o no sentir dolor alguno mientras crean o ejecutan, los pintores Renoir y Gauguin y el músico Andrés Segovia por ejemplo.


6. Salud mental


La pintura distrae de los propios problemas y ayuda a sacar la angustia y a convertirla en algo bonito a lo cual se le pone nombre a través de un título, esto ayuda a identificar los sentimientos y a aumentar la capacidad de expresión, lo cual es beneficioso para personas nerviosas o con problemas mentales (como la esquizofrenia), así como cualquiera que esté pasando por un pequeño desequilibrio emocional como una ruptura sentimental y se ayuda de la expresión pictórica para lograr su catarsis. En el adulto aprender a pintar le ayuda a vencer el miedo a enfrentarse a sí mismo, a ser perseverante y le motiva a realizar algo que sea sólo suyo, un proyecto personal, único, que le da gran satisfacción.


7. Actividad cerebral


En el dibujo y la pintura se estimulan ambos hemisferios del cerebro, tanto el izquierdo como el derecho. El primero involucra el lado lógico racional mientras que el segundo explota nuestra creatividad y emociones. En una edad de crecimiento y desarrollo esta actividad resultará muy valiosa para el futuro y en la edad adulta también, para combatir enfermedades como el Alzheimer. La pintura es una actividad que fomenta la imaginación y en pacientes con Alzheimer mientras la memoria se desvanece, la imaginación tiene la capacidad de robustecerse.


8. Inteligencia emocional


Las emociones forman parte de nuestro mundo creativo que todos llevamos dentro, hacer fluir esas emociones a través de la pintura ayuda a crear armonía entre el corazón y la mente, lo cual nos lleva a experimentar felicidad, amor, empatía y paz. La visualización y la relajación que se obtienen a través de la pintura son herramientas que, aplicadas con continuidad, pueden lograr el bienestar emocional, orgánico, energético y espiritual del ser, aún dentro del mundo caótico y estresante que vivimos.


9. Apreciación del arte


Practicar, entender y hablar de arte crea un mejor entendimiento acerca de éste, el individuo se ve reflejado y motivado por el trabajo de otros, lo cual le permite ser también receptor de este tipo de comunicación que data desde los inicios de la humanidad.


10. Cultura


El conocimiento que una persona puede recibir cuando aprende a pintar le da la capacidad de entender la historia de la humanidad a través del arte.


11. Diversión


Todos los beneficios que tiene una sana diversión los tiene aprender a pintar: reír, socializar, aprender algo nuevo, motivarse a terminar las cosas, apreciar la naturaleza, apasionarse por algo sano.


by Jeannina Blanco

Aunque no seas artista pintar puede tener beneficios que quizás no imaginabas. Hacerlo como hobbies o de manera profesional no cambia, el resultado es sorprendente. Mas allá de la satisfacción y el placer que produce, también trae beneficios en lo espiritual, mental y corporal.
Puede ser de mucha ayuda para personas que sufren condicionamientos relacionados con la falta de comunicación y de expresión.
El arte puede funcionar como terapia, ya que al adentrarse en una obra el que pinta ingresa en un mundo propio, estimulando su parte creativa y aislándose de la realidad en forma positiva, lo cual genera un descanso mental que disminuye el estrés y genera sentimientos de felicidad.
La pintura y el arte afecta directamente a tu salud mental, concentración, sanación, autoestima, motricidad, y diversión. ¡A pintar entonces!

domingo, 17 de mayo de 2015

El Perfume - Claudio Tomassini Pinturas


David Oliveira










































David Oliveira nació en 1980 en Lisboa. Se licenció en escultura y obtuvo un posgrado en Anatomía Artística por la Facultad de Bellas Artes de Lisboa. 
Ganó el primer premio de escultura "Jóvenes Creadores" de Aveiro en 2009, premio revelación D. Fernando en 2010 y fue seleccionado para Jóvenes Creadores de Lisboa, 2011.
Ha participado en ferias de arte nacionales e internacionales como Santander 2010, JustMad 2010, Swab 2011 o ARCO 2011, y en la actualidad desarrolla proyectos artísticos en Portual, España, Reino Unido y Turquía.
Las esculturas de David Oliveira parecen etéreos garabatos flotantes. Sin el contexto, de hecho, se confunden con un dibujo a trazo rápido sobre papel. El dominio del material y la línea de David resultan notables, consiguiendo una prefecta síntesis de la forma en el espacio tridimensional.



viernes, 15 de mayo de 2015

Adios Maestro Adios B.B. King






(Ben Riley King; Indianola, EE UU, 1925) Guitarrista estadounidense de blues. Inició su andadura en la música como disc-jockey en una importante emisora de radio de Memphis, donde se oiría por primera vez su propia música y popularizaría su nombre artístico. Esta importante promoción le permitió firmar por una discográfica independiente californiana, con la que trabajó durante diez años y para la que grabó tanto su primer disco (1949) como el que le lanzaría definitivamente a la fama, Three o’clock blues. Máxima figura del rhythm and blues, B.B. King creó escuela con su guitarra. Todavía en los años noventa muchos grupos consagrados seguían solicitando su colaboración: así, los Rolling Stones o U2. Dotado de una voz potente y de una personalísima técnica interpretativa, King fue el espejo donde se miraron los bluesmen más eminentes de las nuevas generaciones, como Albert King o Eric Clapton.

Hijo de Albert y Nora, aparceros cultivadores del algodón cuyas condiciones de vida no estaban muy alejadas de la esclavitud, sus padres se separaron cuando tenía cuatro años. El pequeño se fue a vivir con su madre, que moriría cinco años más tarde. Su abuela Eleonora, también aparcera, fue quien se hizo cargo de él. B.B. King tuvo su primer contacto con la música a través del coro de la iglesia baptista St. John Gospel, en la que su tío estaba emparentado con el reverendo. A los 16 años tuvo su primera guitarra, a la que llamó Lucille en honor a una mujer que estuvo a punto de morir en un incendio cuando dos hombres se disputaban su amor.

En esta etapa compaginó su afición por la música (trabajaba de disc-jockey en la única emisora de radio negra de la zona) con su empleo de conductor de tractor en una plantación. Cobraba en esa época 22 dólares al mes, y cuando finalizaba su jornada se dirigía a cualquier esquina a tocar su guitarra, trabajo con el que llegaba a conseguir cien dólares por noche. Decidido a dedicarse la música, viajó a la ciudad de Memphis, en el estado de Tennessee, donde llegó a formar varios grupos. En esta ciudad conoció a Sonny Boy Williamson II, con quien colaboró como disc-jockey en su programa de radio. En la emisora lo llamaban Blues Boy, apodo que abreviaría para formar su nombre artístico: B.B. King.

Gracias a sus contactos radiofónicos, a finales de 1949 grabó su primer disco: Miss Martha King, dedicado a su esposa. Dos años más tarde le llegó el éxito con su octavo single, Three o'clock blues, un verdadero superventas. En la década de los años 60 traspasó todas las fronteras: no era ya solamente un genio del blues, sino también uno de los mejores intérpretes de la música popular de todos los tiempos. En 1964 grabó su ya legendario Live at the Regal e inició un serie de giras que lo llevarían tres años más tarde a participar en el Festival de Jazz de Montreux y, en 1968, en el de Newport Folk. Después vendrían sus conciertos en Europa y su gira, en 1970, como telonero de los Rolling Stones. De esta etapa es su álbum The thrill is gone. Años más tarde, en 1976, editó su disco Together for the first time.

Títulos posteriores de su discografía fueron Live at Sant Quentin (1990), Live at The Apollo (1991), There is always one more time (1992), King of the blues (1992), Blues summit (1993) y Heart to heart (1994), que grabó a dúo con Diane Schuur. En 1995 sacó su álbum Lucille and friends, un recopilatorio para el que contó con la colaboración de célebres colegas del blues, como Boby Blands, y de cantantes como Stevie Wonder o Ringo Star. Al año siguiente, en 1996, publicó su álbum How blue can you get, un recopilatorio de 29 temas grabados en directo en treinta años de conciertos. Aunque desde esta fecha no grabó más trabajos propios, colaboró con artistas como el español Raimundo Amador en Noches de flamenco y blues (1999), con Eric Clapton en el álbum Riding with the king (2000) y con el compositor italiano Zucchero Fornaciari en su álbum Zu & Co (2005), en el que se reúnen músicos y estilos variopintos.

Canciones como Caledonia, Rock me baby, When loves comes to town o Ain't nobody's business sobresalen entre las que han contribuido a hacerle mundialmente famoso. Merecedor a lo largo de su carrera de trece premios Grammy, numerosos galardones han premiado su trayectoria: recibió la Medalla de las Artes de Estados Unidos e ingresó en 1992 en el Salón de la Fama. Conocido como el rey del blues, B.B. King no se separa nunca de su guitarra, Lucille, con la que ha dado a lo largo de su trayectoria profesional miles de conciertos. Su música, mezcla de blues con jazz-swing y pop, ha influido en grandes guitarristas como Eric Clapton o Gary Moore.