miércoles, 24 de julio de 2013

John Lennon


























Si bien la búsqueda de la verdad,
la toma de conciencia, 
el despertar
es algo que realmente necesitamos como seres humanos, 
no podemos dejar de lado algo que es más que importante, 
algo que nos compone en todo su esplendor: 
el amor.

El amor es la energía más básica y dominante que existe.
Es la esencia de nuestro ser y de nuestro universo.

El amor es el componente fundamental de la naturaleza
que conecta y une todas las cosas, a todas las personas.

El amor es más que un objetivo, más que una costumbre,
más que un ideal.

El amor es nuestra naturaleza, nuestra esencia.

No podemos olvidar que el amor nos constituye como seres espirituales.
Nos alimenta día a día, y nos ayuda
a no concentrarnos tanto en lo negativo.

La energía del amor es, en potencia, más fuerte que cualquier bomba,
y más sutil que cualquier hierba.

Si todas las personas del mundo,
se dieran cuenta que el amor es lo más importante,
más que el dinero, más que el poder, más que las riquezas,
ya no habría guerras, no habría matanzas,
no existiría el daño que le hacemos a nuestros pares.

Si no que por el contrario, nos ayudaríamos los unos a los otros,
nos daríamos cuenta que somos una gran familia,
y que estamos aquí para experimentar y aprender.

El amor es un estado absoluto, incondicional y eterno
que no exige nada a cambio.

El amor no se acaba con la muerte física,
sino que trasciende hasta más allá.

No hablamos de un amor de madre, de pareja, etc.,
si no que hablamos de un amor incondicional para con nuestros hermanos,
un amor generoso, que no se limita con las cosas superficiales;
sino que rompe las barreras
que nosotros mismos vamos creando.

El amor es la respuesta a todo.
El amor no es una abstracción, sino una energía de verdad,
o un espectro de energías, que puede crear y mantener en su ser.

El amor disuelve el miedo.
Cuando se siente amor no puede temerse a nada.
Como todo es energía, y el amor abarca todas las energías,
todo es amor.

No tengan miedo de algo que está dentro de nosotros,
ese componente esencial que simplemente nos hace ser.

Si dejáramos de lado la rutina, la superficialidad,
y solo nos entregáramos al amor, a nuestra esencia, el mundo sería otro.
Todo va de la mano, la toma de consciencia nos hace darnos cuenta
de que hay cosas más importantes que estar peleando por unos millones,
que estar matando a seres humanos por un territorio;
si tan sólo dejáramos de lado peleas realmente absurdas,
tendríamos esa paz y armonía
que tanto ansiamos como humanidad.

Todo es amor… todo es amor.

John Lennon - El Amor es la Repuesta (I Met the Walrus / Mind Games)