viernes, 20 de septiembre de 2013

Olga Ferri



























Nació el 20/09/1928. Estudió en París con Víctor Gsovsky, Nicolás Zvereff y Boris Kniaseff. En el ISATC (PK) se graduó de Régisseur de Ópera. Fue Primera Bailarina del Ballet Estable del Teatro Colón (PK) y formó parte del Duncan’s Ballet. Estrella invitada de: Les Étoiles de Paris, Berliner Ballet y London’s Festival Ballet. Bailó en los más importantes teatros del mundo. En 1977 se retiró de la escena. Directora Artística y Coreográfica del Ballet Estable del Teatro Colón (1974-77) y Maestra de Baile del Ballet Nacional de Chile. Presidente de la Fundación Ballet Clásico Argentino. Bailarina del Año por sus interpretaciones en Las Sílfides (1967), Romeo y Julieta (1970), Cascanueces (1971), Giselle (1972) y El niño brujo (1973). Obtuvo numerosos premios: Gran Premio de Honor FNA (PK) (1977), Quinquela de Oro (1989), María Ruanova (1996), Columna de la Cultura (Fondo Cooperativa de Caseros, 1998), Senador de las Luces (1998). Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires (2008). Falleció el 15/09/2012.

Ha sido la más importante embajadora del arte de la danza durante tres décadas en nuestro país. Ha demostrado la universalidad de su arte, manteniendo las raíces en su patria.
Inicia su carrera en el cuerpo de baile del Teatro Colón a los dieciocho años, ingresando a la Compañía por concurso y directamente como solista, constituyéndose como único caso que por sus condiciones ocupa el rango de Solista sin pasar por las filas del cuerpo de baile, y habiendo cursado en sólo seis años el curso de la Escuela de Danza (hoy Instituto Superior del Teatro Colón), cuya duración normal era de ocho años. Su principal educadora durante es período es Seme Bulnes.
En 1949 obtiene también por concurso el cargo de Primera Bailarina asumiendo todo el repertorio clásico del ballet del Teatro Colón y los siguientes estrenos: “Romeo y Julieta”, “Hamlet” y “Don Juan de Zarissa” de Tatiana Gsovsky; “El Pillán” de Ian Cieplinsky (Estreno Mundial); “Los Pájaros” de Margarita Wallmann; “Séptima Sinfonía”, “Juego de niños”, “Rojo y Negro”, “Choreartium” y “Sinfonía Fantástica” de Leonide Massine. Forma parte junto a José Neglia y Enrique Lommi de la primera Compañía de Ballet creada y dirigida por Michel Borovsky para la televisión argentina, el “Duncan´s Ballet”.
Creadora de distintos conjuntos de cámara para giras culturales por el interior del país, llega a formar una compañía de veinticinco bailarines para hacer conocer el arte de la danza en toda la Argentina. En 1954 estrena en el Teatro Colón “La dama y el unicornio” de Heinz Rosen, sobre una idea y con trajes y decorados de Jean Cocteau, música de Chyllí, inspirado en los célebres tapices del Unicornio del Museo de Cluny. En 1958 es elegida por Alicia Alonso para bailar “Giselle”, siendo la primera bailarina argentina que encarna este rol en su versión coreográfica original.
En 1959 inicia su trayectoria internacional, con una serie de recitales en Brasil, viajando luego a París donde se perfecciona con Victor Gsovsky, Nicolás Zvereff y Boris Kniaseff. Actúa posteriormente en el Festival de Enghein en París al frente del conjunto “Les etoiles de París”, junto a Milorad Miskovitch en “Señor de Mañara” de Jack Carter; en dicha oportunidad ilustra las conferencias de Serge Lifar en la Universidad de Sorbona. Se traslada luego a Alemania bailando como estrella invitada en la Opera de Munich, e iniciando una extensa gira con el “Berliner Ballet”, presentándose en toda Alemania, Bélgica, Holanda, Francia y Checoslovaquia.
En 1960 es reclamada por el Teatro Colón con motivo de la función de gala que conmemora el Sesquicentenario de la Revolución de Mayo, para el estreno mundial de “Variaciones Concertantes” con música de Alberto Ginastera y coreografía de John Taras, completándose la programación con las presentaciones del Ballet del Marqués de Cuevas y el London´s Festival Ballet. Esta última Compañía la invita a actuar nuevamente en Europa durante cuatro extensas temporadas: 1960-61-63 y 66, bailando en Gran Bretaña y el Continente Europeo. Debuta en este conjunto en “Sílfides”, “Grand Pas Clasique”, “El Cascanueces”, “Aubade”, “Romeo y Julieta”, “El espectro de la rosa”, “Bourre Fantasque”, “El niño brujo”, etc. Se recrea especialmente para ella “La doncella de nieve” de Bourmeister, y es la primera bailarina argentina que baila “Giselle” en Londres. Con esta Compañía realiza el estreno londinense de la versión integral de “El lago de los cisnes” de Jack Carter y los estrenos mundiales de “Peer Gynt” (Anitra) de Orlikowsky y “Grand Pas des Fiancees” de Cartesr. El London´s Festival Ballet incluye, atento al éxito de su interpretación, “La muerte del cisne”.
Durante todos estos años alterna su actividad en el Teatro Colón, que va unida a importantes estrenos: “Fedra”, “Pasión” y “Suite en Blanc”, de Lifar, “Abraxas” de T. Gsovsky; “El niño brujo”, “Coppelia” y “La Bella Durmiente del bosque” de J. Carter; “Constancia” de W. Dollar; “Orfeo” de Andrade; y los estrenos mundiales de “Romeo y Julieta” (junto a José Neglia) y “ La Cenicienta” de George Skibine, y “La Silphide” de Pierre Lacotte.
En 1968 y tras un venturoso acontecimiento, el nacimiento de su hijo, obtiene en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón el título de Regisseur de Opera.
En 1971 se integra a la escena y Rudolf Nureyev la elige para el estreno sudamericano de “El Cascanueces”, bailando junto a él en el Teatro Colón y en el Teatro Coliseo en recitales que posteriormente serían ofrecidos en Brasil y filmados para Eurovisión, donde interpreta “Las Sílfides”, y “Apollon Musagete” de Ballanchine y “Las Bodas de Aurora”.
Entre los más importantes partenaires que la han acompañado debe mencionarse junto a Nureyev, Gert Reinholm, Vladimir Skouratoff, David Adams, Ben Stevenson, John Gilpin, Karl Musil y George Gobiloff, entre otros.
En 1973 se presenta en el City Center de Nueva York en una gala del National Ballet of Washington junto a Margot Fonteyn, teniendo a su cargo el único solo de la velada: “La Muerte del Cisne”. Posteriormente es invitada por el Ballet de André Eglevsky para bailar “Coppelia” y “El Cascanueces”. Durante 1975-1977 actúa regularmente en los Estados Unidos presentándose con diversas Compañías en giras por la Unión, junto a su partenaire Bill Martín –Viscount. En 1977 se retira de la escena en una función de Gala en el Teatro Colón con el ballet “Coppelia” de Jack Carter.
Durante dos períodos Olga Ferri asumió la Dirección Artística y Coreográfica del Ballet Estable del Teatro Colón (1974 y 1977).
Al margen de su actividad escénica debe destacarse su intervención protagónica en el film para Eurovisión “La vida de Fanny Elssler”, realizando por la televisión belga en coproducción con Alemania; y su incursión en el teatro de prosa en la obra “Pas de Deux”, estrenada en el Teatro Liceo de Buenos Aires, junto al primer actor Osvaldo Tesser.
Dedicada a la enseñanza desde 1971, promueve en 1980 la creación de la Fundación Ballet Clásico Argentino, entidad privada con la que presenta por primera vez en el país un ballet narrado para niños: “La niña de los ojos de cristal”. En 1984 es contratada como Maestra de Baile del Ballet Nacional de Chile. En 1985 participa del Certamen Latinoamericano de Ballet de Perú, presentando a su alumna de nueve años Paloma Herrera, quien obtiene el Primer Premio en su categoría; este misma discípula logra alcanzar también bajo su guía el Gran Premio “Coca Cola en las Ciencias y las Artes” en el año 1986, teniendo tan sólo diez años de edad, y compitiendo con 140 participantes algunos de ellos profesionales.
En 1987 viaja a la Unión Soviética presentando a sus alumnas más aventajadas en el curso de ballet de la ciudad de Minz, y su grupo es considerado el mejor preparado de todos los provenientes de Estados Unidos, Canadá, etc.
Ha sido considerada “Bailarina del Año” por su interpretación en los siguientes ballets: Las Sílfides (1967), Romeo y Julieta (1970), El Cascanueces (1971), Giselle (1972), El niño brujo (1973).
A lo largo de su carrera, ha obtenido las siguientes distinciones: Venus Dorada del Círculo Femenino (1967); Miembro Honoris Causa de las Universidades Populares Argentinas (1973); Miembro de Honor del Instituto de Cultura Hispánica Manuel de Falla (1975); Gran Premio de Honor Fondo Nacional de las Artes (1977); Premio Orden al Mérito (en el grado de caballero) otorgado por los Caballeros de San Martín de Tours en el Histórico Cabildo (1984); Quinquela de Oro por su trayectoria artística (1989); Premio Manzana de las Luces (1991); Premio “Promea”, otorgado por el Archivo de la Nación (1993) y el Premio María Ruanova, a su brillante trayectoria, otorgado por el Consejo Argentino de la Danza (1996). Recibió el nombramiento de Senador de las Luces por su trayectoria en el mundo de la cultura de las ciencias y de las artes otorgado por la Presidencia de la Nación (1998) y fue distinguida con el Premio Columna de la Cultura otorgado por el Fondo Cooperativa de Caseros (1998). La crítica internacional se ha pronunciado unánimemente por el arte de Olga Ferri, considerándola una de las más importantes bailarinas de Latinoamérica.