domingo, 1 de septiembre de 2013

Rafael Hernández







































1840 


Nace en Buenos Aires el agrimensor, político y periodista Rafael Hernández, hermano del autor del "Martín Fierro". Se especializó en el estudio de plantas textiles y propició el juicio por jurados y fundó la Universidad de La Plata. Murió en Buenos Aires el 21 de marzo de 1903. 


Nace el 1° de Septiembre de 1840 en la Chacra Pueyrredon, partido de San Martín, Provincia de Buenos Aires.

Sus padres fueron Pedro Pascual Rafael Hernández e Isabel Pueyrredon. Es seis años meñor que José Rafael, autor del Martín Fierro y nueve años menor que Magdalena.

Describimos a continuación la interpretación heráldica del apellido. Sus tíos: Eugenio y Juan José Hernández, estuvieron muy ligados al crecimiento de su patria. Eugenio abrazó la causa de la independencia logrando en las expediciones emancipadoras, el grado de Coronel. Juan José, peleó en la Batalla de Ituzaingó contra los portugueses, instala en Choele- Choel la primer avanzada cristiana, lucha contra los indios en la Campaña al Desierto (1833-1834); muriendo como Coronel frente a la infantería de Rosas en Caseros.

Desde chicos sufrieron las tendencias políticas antagónicas de su familia: Federales los Hernández y Unitarios los Pueyrredon.

En 1840 Rosas persigue a los Unitarios, entre ellos a Mariano Pueyrredon, cuñado de Isabel. Es tradición familiar oir que un día a la tardecita, un fornido mulatón a caballo; simulando una gran borrachera, rondaba la Chacra de los Pueyrredon, donde anticipa a los dueños la cercanía de la mazorca, diciendo con ademán de deguello: "No se va a salvar ni esta" señalando a la pequeña Magdalena.
Su padre se dedica a tareas agropecuarias, llevándoselos con él temporadas muy largas. Es ahí, al amparo de su padre, donde los hermanos Hernández empiezan a conocer la vida del gaucho. 

El 5 de Junio de 1857, un día de tormenta, iban Rafael y su padre a caballo cuando un fulminante rayo acaba con la vida de su adorado progenitor. 

José se dedica al campo y Rafael debe volver a Buenos Aires a terminar sus estudios en el colegio Republicano Federal y luego la universidad donde se recibe de Agrimensor Nacional.

Crece entre los hermanos un amor sólido, un gran respeto y admiración mutua que se prolonga por el resto de sus vidas, eran inseparables; prueba de esto se lee en el Martín Fierro: 

" me han contado que el mayor nunca dejaba a su hermano..." 

Durante la difícil época de enfrentamientos entre unitarios y federales deben trasladarse a Paraná. 

Se incorporan como oficiales al ejército de la Confederación y son destinados (ambos hermanos) al batallón comando por el Coronel Eusebio Palma, donde Rafael Hernández fue abanderado. 

Lucha ferozmente en la batalla de Cepeda (1859), luego en la batalla de Pavón salvando milagrosamente la vida. 

Combate sus ideales fuertemente desde sus artículos periodísticos, Rafael Hernández tiene una tendencia natural por las letras y de ahí su copiosa producción.

Es político y guerrero, se traslada a la Banda Oriental para ayudar a sus hermanos uruguayos quienes lo necesitan. En 1864 lucha en Paysandú bajo el grado de Capitán, donde Rafael Hernández es el único de la guarnición que no cae prisionero, se libra de ser asesinado, pero herido de bala de cañón en una pierna logra con sus conocimientos de baquiano burlar la vigilancia del enemigo y llegar a la Isla Argentina de Caridad. Ahí lo encuentra José, quien había salido en su busca junto a su amigo Carlos Guido y Spano, prodigándoles los cuidados necesarios para que se reponga. La batalla de Paysandú y el perder amigos tan queridos lo marcó tanto que su escudo representa los seiscientos efectivos que lucharon siendo él el único sobreviviente.

Por su trabajo de Agrimensor y el destierro político que sufren recorren el interior del país varios años, adquiriendo conocimientos y recogiendo impresiones del estado político y social de la población.

Todo la experiencia que recoge Rafael lo plasmará su hermano José en el Martín Fierro, junto a la suya, demostrando nuevamente la verdadera unión que había entre ellos.

Era tan entrañable y tan fuerte la amistad que tenía con su hermano José, que se sintió dolido cuando al leer su poema encontró este verso: 

"Su esperanza no la cifren nunca en corazón alguno en el mayor infortunio pon tu confianza en Dios de los hombres en ninguno o en uno jamás en dos..." 

Rafael, recalcándole su estrecha relación fraternal, le hace modificar ese verso quedando definitivamente : 

"... de los hombres sólo en uno con gran precaución en dos.." 

El periodismo es el instrumento desde cual ocupa su puesto de lucha. 

Se casa en Buenos Aires con Anselma Serantes Pita quien muere pocos años después, dejando a Rafael, Carmen, Magdalena, Sarah Anselma, Pastora, Inés, Celia y Ricardo (quién murió siendo pequeño).

Rafael cuida y educa a sus hijos, sin descuidar a los de su hermano José mientras dura su nuevo destierro político y aún después de su muerte. 

Cuando Buenos Aires es azotada por la fiebre amarilla envía a su familia a la Chacra Pueyrredon y se queda a aprestar sus servicios. Recibe por el pueblo la Cruz de Hierro y la Medalla de Oro de la municipalidad en gratitud a su ayuda. 

Rafael es nombrado en calidad de Agrimensor Nacional, Vocal del Departamento de Ingenieros de la provincia y encargado de la sección de Catastro y Geodesia del mismo departamento. 

Mantiene una contante actividad creadora, el 30 de Abril de 1887 se incorpora, Rafael Hernández, al Senado de la Provincia y es nombrado presidente de la Municipalidad del barrio de Belgrano a cuyo progreso se dedica con generoso esfuerzo. Es el primer periodista de la zona y funda entre otros periódicos: "El progreso de Belgrano". Fue quien junto a su hermano, donara la manzana del mercado; con la condición que se destinara la mitad para el mercado y la otra a la plaza: actual Plaza Noruega. No hay proyecto importante que no lleve su firma y del que sea portavoz. Sus ideas avanzadas, su afán de progreso son defendidas con sus palabras cálidas y seguras. 

Fue Diputado Nacional, elegido el 3 de Mayo de 1875, ejerciendo hasta 1877. 

Al mismo tiempo forma parte del Directorio del Ferrocarril Oeste, perteneciente a la provincia y en poco tiempo se ejecuta la línea férrea desde 9 de Julio a Trenque-Lauquen; realizado con capital argentino. Refiriéndose de la siguiente manera cuando se dedica a los antecedentes históricos de Pehuajó:

" Algunos meses después quedó sellada la iniciativa del progreso local, con la rápida ejecución de la línea férrea desde 9 de Julio hasta Trenque - Lauquen, realizada a despecho de los fuertes trabajos que tenía preparados la Empresa Ferrocarril a San Rafael, que pretendía su concesión; y al no haberla vencido en la lucha, estaríamos todavía esperándola." 

En 1888, funda " Nueva Plata ", partido de Pehuajó (conocido como pago hernandiano), en homenaje a su hermano José quien muere el 21 de Octubre de 1886 en sus brazos, sufriendo un ataque de diabetes. 

En 1889 el Ministro Gonnet, sin fundamento alguno, quiere vender los ferrocarriles a Inglaterra; Hernández protesta valientemente y con toda su furia en defensa de los intereses del pueblo. 

Desde su función legislativa da fuerza a su proyecto universitario, solicita subsidios para las bibliotecas públicas y por su iniciativa, en 1889, se declara obligatoria en todas las escuelas provinciales la enseñanza del Himno Nacional. 

En 1891 termina su primera Senaduría y es reelecto hasta 1893. 

Es allí donde tuvo su Estancia " El Tatá ". 

Su obra cultural máxima la manifiesta con la Fundación de la Universidad de La Plata. 

" La Universidad es la representación genuina y legítima del Espíritu de independencia y libertad. " 

Como escritor Rafael Hernández canta opinando, lo vemos en la cantidad y calidad de sus obras, su oratoria y discursos son idiomáticamente pulcros y medidos. 

Escribió mucho pero la mayoría son artículos periodísticos, también en prosa y verso. "Cartas Misioneras","Justicia Criminal","Viaje de un Peso", "Materialismo y Espiritualismo","Pehuajó: Nomenclatura de las calles","Cartilla Taquigráfica","El Catastro","Transmisión Telegráfica","En Barro inglés 10 millones","Irrigación de la Provincia con Aguas del Riachuelo"," El 25 de Mayo","Sufragio Calificado"," 15 años de Historia Contemporánea","Patria y Caridad", "Pozos Semisurgentes","El Mus","Armonías Industriales" y muchos más de diversos temas. 

"Justicia criminal",de Rafael Hernández demuestra la realidad del Martín Fierro y que la situación denunciada por su canto heroico continúa hasta nuestros días. El mismo nos dice: 

" Por asimilación, si no por cuna, soy hijo de gaucho, hermano de gaucho y he sido gaucho ". 

" Pehuajó: nomenclatura de sus calles" es la primera, verídica y completa biografía de su hermano José Hernández. 

Vemos que Rafael Hernández tiene una personalidad múltiple y pródiga, es hombre de pluma y espada. 

En 1897 cuando era presidente del Honorable consejo de Pehuajó, instigó a que se redactara y aceptara la ley que imponía nombres de escritores y poetas argentinos a todas las calles de esta localidad. 

En 1900 se realizó la Exposición de Productos Nacionales, Rafael concurrió con un muestrario que llamó poderosamente la atención, por su calidad y cantidad. Como resumen podemos decir que fue autor de obras que representan progresos en la historia del desenvolvimiento industrial y comercial de la república. 

Fue soldado en épocas heroicas, político, legislador, explorador, escritor, industrial, fundador de pueblos, educador, agricultor e inventor del sistema de taquigrafía y de marcas. 

Su alma noble y generosa sólo se proponía un fin: el bien de la humanidad fomentando la industria nacional y la agricultura en toda sus fases. 

Donde quiera que encaminó sus esfuerzos obtuvo triunfos e hizo el bien. 

De noble corazón, tierno, sensible y de una bondad infinita supo ganarse el corazón de sus hijas que lo adoraban y cuidaron hasta el fin de sus días. 

Muere el 21 de marzo de 1903 en su casa, ubicada en la calle Charcas, a causa de la misma enfermedad que su hermano, rodeado por el amor de sus hijas. 

Ese mismo día, Carlos Guido y Spano envió al hijo de Rafael Hernández la siguiente:

" Mi querido Rafael: Sorprendido esta mañana por la fatal noticia, mi esposa Micaela y mi hijo Tomás me representarán al sepultarse a su excelente padre y mi amigo desde la juventud. ¡ Muerto Rafael Hernández, exuberante de vida y de espíritu febril !Es un golpe asestado en pleno corazón a los que tanto lo amaron. Estrecho en mis brazos al hijo inconsolable, acompañando en su duelo a toda la familia."