lunes, 28 de octubre de 2013

Giovanni Antonio Canal "Canaletto" ( 28 de octubre de 1697, Venecia, Italia - 19 de abril de 1768, Venecia, Italia )



























1697


Viene al mundo en Venecia (Italia) el pintor que inmortalizará sus canales, Giovanni Antonio Canal "Canaletto" que influirá en la pintura paisajística del siglo XIX. (Hace 316 años)

Giovanni Antonio Canal, más conocido como El Canaletto, es uno de los últimos genios del Barroco Italiano. Nació en Venecia en 1697 e inició su formación artística con su padre, escenógrafo de profesión con él que colaborará desde 1716. Tres años más tarde se traslada a Roma, realizando durante un año decoraciones para óperas de Scarlatti. En Roma se pone en contacto con paisajistas, interesándose por las vistas urbanas. Al regresar a Venecia, realizará algunas vistas en las que ya aparecen los fuertes contrastes de luz y sombra que le caracterizarán, siendo ejecutadas directamente a partir de los modelos, sin realizar bocetos previos. Posteriormente, Canaletto abandonará esta práctica, sirviéndose de bocetos preparatorios. 
Sus cuadros tuvieron una excelente acogida en el mercado inglés, por lo que se trasladó a Inglaterra entre 1746 y 1755, realizando numerosos paisajes. Regresó a Venecia, donde murió en 1768, dejando una importante huella en los paisajistas venecianos, ingleses y franceses, tanto del siglo XVIII como del Romanticismo.(Venecia, 1697-id., 1768) Pintor italiano. Hijo de un pintor que trabajaba como escenógrafo, comenzó su carrera artística pintando decorados para el teatro. Un viaje a Roma en 1719 lo encaminó hacia el género de la veduta, que por entonces triunfaba de la mano de artistas como Pannini y Carlevaris.

De 1723 datan sus primeras vistas de Venecia, caracterizadas por intensos efectos de claroscuro que deben mucho a su anterior profesión de escenógrafo. Más tarde, su paleta se aclaró para dar vida a las obras que mejor caracterizan su creación artística, inundadas de luminosidad. Todos los rincones de la Venecia de la época aparecen retratados en las vistas de Canaletto con una precisión casi arqueológica y animados por la presencia de pequeñas figuras dedicadas a sus actividades cotidianas.
Había a la sazón una gran demanda de este tipo de obras, sobre todo por parte de ingleses adinerados que visitaban la ciudad y, en ocasiones, encargaban al artista toda una serie de vistas de igual tamaño o sobre el mismo tema. Uno de sus principales mecenas fue el cónsul inglés Joseph Smith, para quien realizó varias series de vistas y una excepcional colección de aguafuertes. En 1746, Canaletto se trasladó a Inglaterra, donde permaneció casi diez años pintando vistas de Londres.

 Regresó a Venecia en el año 1755 y siguió activo hasta el fin de sus días, si bien el inventario de sus bienes efectuado a su muerte reveló que no poseía una gran fortuna, algo extraño dado el éxito de que gozó en vida y la gran cantidad de encargos que cumplimentó. Al ser su clientela preferentemente inglesa, las mejores colecciones de su obra se encuentran en los museos del Reino Unido. Canaletto fue, sin duda, el paisajista más famoso del siglo XVIII y su obra ha conservado con el paso del tiempo el favor del público.