lunes, 7 de octubre de 2013

Mario Lanza







































1959 

En la ciudad de Roma (Italia), en pleno apogeo de su carrera, fallece a los 38 años de una embolia pulmonar, el tenor estadounidense, hijo de italianos, Alfredo Arnoldo Cocozza, de nombre artístico Mario Lanza. En abril había sufrido un ataque cardíaco. (Hace 54 años)

(Alfred Arnold Coccozza; Filadelfia, 1921 - Roma, 1959) Cantante y actor de cine estadounidense. Su presencia imponente y una voz de tenor de notables cualidades hicieron de Lanza una de las figuras características del cine musical de la década de los cincuenta. Hijo del matrimonio formado por un veterano de guerra y una costurera, fue un estudiante mediocre, escasamente atraído por el conocimiento. No obstante, siempre fue muy aficionado al canto, incluso cuando trabajaba en el negocio de ultramarinos de su abuelo.

De ahí que, inesperadamente, superase una audición en 1942 con el director Serge Koussevitzky. Con esos méritos, participó como tenor en el Berkshire Summer Festival celebrado en la localidad de Tanglewood y, poco después, la firma Columbia le invitó a cantar en varios espectáculos operísticos. Lamentablemente, la Segunda Guerra Mundial interrumpió su carrera discográfica.

La película El gran Caruso (1951), de Richard Thorpe, relanzó su trayectoria profesional y sirvió para identificarlo con el tenor biografiado en el filme. Su siguiente éxito en las pantallas fue Dos pasiones y un amor (1956), de Anthony Mann. Personaje habitual en galas benéficas y espectáculos de televisión, Lanza soportó mal las presiones de la fama y pronto se aficionó al consumo compulsivo de alcohol y barbitúricos. A estos excesos y a su neurótica lucha contra la obesidad se achaca su muerte por fallo cardiaco en Roma.