viernes, 28 de marzo de 2014

Arroyo Pareja - Claudio Tomassini Fotografía









































Arroyo Pareja es una localidad del Partido de Coronel Rosales, provincia de Buenos Aires, Argentina.
Es un balneario que se encuentra a 3 kilómetros de Punta Alta. Se caracteriza por ser el lugar donde se pueden pescar los tiburones más grandes del país.

A finales de 1922, los puntaltenses pudieron comenzar a disfrutar de un lugar para aplacar los rigores de la época estival.
Más precisamente el domingo 24 de diciembre quedó oficialmente inaugurado el balneario Arroyo Pareja, constituyendo un hecho de gran trascendencia no sólo para nuestra localidad sino también para la zona.
En las páginas del periódico local Nueva Epoca podía leerse: "Constituyó un verdadero acontecimiento la inauguración oficial de este balneario, efectuada el domingo último. El aspecto general del lugar era soberbio y la animación extraordinaria... En las cercanías funciona un bar con todos los elementos para prestar un buen servicio al público. Durante las horas de la noche una profusa iluminación distribuida por focos eléctricos alumbra las adyacencias del balneario,a fin de que a esas horas el público pueda disfrutar de recreo y esparcimiento".
La necesidad de contar con un balneario en aguas de la bahía Blanca era de larga data y había existido un intento de realizar un sitio de esparcimiento en la séptima Batería en el paraje conocido como Punta Cigüeña, pero sin duda lo alejado del lugar y otras dificultades abortaron el proyecto.
Pero en 1921 las autoridades municipales y del Ferrocarril Rosario a Puerto Belgrano, empresa gerenciadora del Puerto Comercial, acordaron la realización de las obras necesarias para la habilitación en un sitio contiguo a la escollera oeste del puerto, en Arroyo Pareja.
El sitio era ideal, por ser relativamente cercano a Punta Alta y contar con comunicación por el ferrocarril con Bahía Blanca y toda la zona.
El balneario propiamente dicho se componía de un gran murallón sobre el cual se ubicaban, en forma paralela a la playa, dos filas de casillas para bañistas, de tal suerte que se conformaba una especie de rambla: una calle de 30 metros de ancho y 300 de largo. Escaleras abajo del murallón, la empresa había colocado arena sobre el cangrejal, con lo cual el sector se volvía apto para caminatas o tenderse en el piso. Ante la reiterada presencia de aguas vivas también se colocó mar adentro un alambre tejido de 700 metros de frente. Se llegó a contar con un cine al aire libre y una gran confitería donde por las noches se organizaban bailes.

http://www.lanueva.com/Punta-alta-/252890/el-balneario-arroyo-pareja-y-sus-muchas-curiosidades.html