miércoles, 30 de septiembre de 2015

La habitación del genio loco Antonio José Zango Osuna




























En mayo de 1889, Vincent Van Gogh ingresó voluntariamente en el manicomio del Monastère de St-Paul de Mausole, en St-Rémy de Provence, Francia. Durante su confinamiento de un año, una semana y un día, pintó más de ciento cincuenta cuadros, entre los cuales se cuentan muchas de sus obras maestras.