miércoles, 27 de abril de 2016

Serie Cosmogenesis - Fotomicrografia de un extendido vaginal coloreado con el método de Papanicolaou - Claudio Tomassini Pinturas











































Serie Cosmogénesis 
Fotomicrografia de un extendido vaginal coloreado con el método de Papanicolaou
Acrílico sobre Tela 
Medidas 80 x 60 cm 


La prueba de Papanicolaou (llamada así en honor de Georgios Papanicolaou, médico griego que fue pionero en citología y detección temprana de cáncer), también llamada citología exfoliativa o citología vaginal, se realiza para diagnosticar el cáncer cervicouterino.
El objetivo de esta prueba consiste en encontrar los cambios de las células del cuello uterino que son precursoras del cáncer, antes de que empiecen a causar síntomas y permitiendo que los tratamientos sean eficaces. El cáncer cervicouterino es una enfermedad 90 % prevenible, si la prueba de Papanicolau se realiza regularmente. Esta prueba deben realizársela todas las mujeres que hayan iniciado su vida sexual una vez al año durante dos o tres años consecutivos, y si los resultados son negativos se repetirá cada tres a cinco años en caso de no haber factores de riesgo y hasta los 65 años. Si existen factores de riesgo para cáncer de cuello de útero (Factores hereditarios, edad, inicio a temprana edad de relaciones sexuales, infección por VPH o historia personal de ETS, tabaquismo, multiparidad, inmunodepresión o toma de anticonceptivos orales) el seguimiento tendrá que ser anual.
La técnica de Papanicolau puede aplicarse asimismo a la citología de otro órganos, desde material expectorado de las vías respiratorias hasta un cepillado endoscópico gástrico sin dejar de mencionar un hisopado nasal o rectal.