martes, 24 de mayo de 2016

Alejandro Burdisio Burda


































Burda es de esos autores que se descubren. De esos que, cuando uno va caminando por una convención y se encuentra con sus ilustraciones expuestas, se cuelga mirando y de pronto se pregunta “¿Quién es este tipo?”. Y acto seguido, “¿Dónde puedo ver más?”. Porque es raro encontrarlo: la mayoría de su trabajo es arte conceptual para videojuegos y proyectos cinematográficos argentinos y del exterior. Y salvo que uno sea de su Córdoba natal, donde los diarios le piden dibujos sobre todo vinculados con la arquitectura, es difícil encontrar material suyo publicado. Apenas hay un libro, Mundo Burda, y algo de material en la extinta revista La murciélaga.
Burda incursionó en el humor gráfico, pero se alejó para evitar los encasillamientos. “Siendo cordobés, con el humor te ponen un sello que no te sacás más”, lamenta y declara su pasión por “el concept” que guía su carrera. “Quería volar a otros estilos, como historietista era más ilustrador, lo mío era un estilo de contragolpe.”
En esa búsqueda, Burda ahondó en un lenguaje propio y una imaginería que se resume en “Universo chatarra”. Justamente una de esas ideas ilustradas es la que prestigia la tapa de este mes. “Yo no inventé nada, simplemente salí a la calle porque me gusta caminar por el barrio”, comenta. “Vi un montón de elementos urbanos y los saqué de contexto, los puse volando y la tecnología que les agregué es distópica, es nuestro famoso lo atamo’ con alambre llevado a la ciencia ficción.” Aunque los vehículos de antaño presentados en un entorno retrofuturista atraen inmediatamente el ojo, Burda asegura que el corazón de su obra más autoral está en los personajes que se cuelan en cada ilustración. “El Universo chatarra es un homenaje al hombre común, no a los vehículos”, advierte. “El carnicero, el mecánico, el panadero, toda la gente que das por sentada porque es parte de tu realidad de todos los días.” Allí, afirma, está la esencia del arte conceptual: “Mirar un poco más allá y sacar ideas de donde aparentemente no las hay  no las hay”.