martes, 6 de septiembre de 2016

Jorge Julio Lopez - Claudio Tomassini Retratos









































En el juzgado de La Plata, Jorge Julio López estaba sentado a cinco metros de Etchecolatz y declaraba: "La chica estaba casi a mi lado, en un camastro. Le habían tirado un baldazo con agua y Etchecolatz le pasaba picana...y ella le gritó: "Por favor no me mates, llevame presa de por vida pero dejame criar a mi beba"...y él le sonrió...y delante mío le pegó un balazo ahí mismo. Si la encuentran alguna vez, verán que la cabeza tiene dos agujeros, porque la bala entró por la nuca y le salió por el costado" Tres horas después, López desapareció. (Francisco Giardinieri)